Patagonia, un paraíso terrenal

A pesar de su ubicación, alejada de las zonas más pobladas y con una comunicación no muy buena, Patagonia sigue siendo un destino increíble que merece ser visitado por lo menos una vez en la vida. Argentina i Chile comparten el honor de contar con esta maravilla de la naturaleza. Por el lado argentino, todo el paisaje patagónico es la antítesis perfecta de la bulliciosa ciudad de Buenos Aires. En Patagónia no hay autopistas ni coches, únicamente caminos, bosques y silencio. De igual forma sucede por el lado chileno, las grandes ciudades de Sudamérica, en la Patagonia, pueden parecer países completamente diferentes, distantes y alejados. 

Torres del Paine

La Patagonia argentina ofrece, sobre todo, un inmenso paisaje donde predomina la estepa y meseta, a excepción de las zonas de montaña, que se encuentran en el lado oeste. Así, este paisaje es el protagonista de las típicas y sobradamente conocidas fotos de postal que solemos ver en agencias de viajes o en revistas de turismo. Unas fotos donde simplemente fascinantes, donde glaciares milenarios, picos de montaña, lagos y bosques se combinan para ofrecer un paisaje maravilloso.

Una belleza que en muchas ocasiones no es fácil de alcanzar, todo hay que decirlo. Los puntos más imponentes de ciertos puntos de Patagonia sur hay que ganarlos, alcanzarlos poco a poco pero sin pausa, llegar a ellos no es tarea sencilla pero una vez lo haces, la belleza, que ya por si sola abruma, se valora mucho más. Un claro ejemplo de esta belleza “inaccessible” se da en el entorno de El Chaltén, un diminuto poblado de Santa Cruz, que no cuenta con las zonas accesibles que ofrecen los lagos de la zona de Bariloche. Así, para llegar hasta esta zona, se requiere invertir energía para recorrer senderos y más senderos, que ya empiezan desde la misma puerta del hotel.

Trekking en Patagonia, Chalten

A pesar de su difícil accesibilidad, al final, el Chaltén mantiene la estructura del típico poblado de Patagonia: un caserío en el que viven pobladores, normalmente de cierta edad. Así, toparse con un recién nacido en este tipos de pueblos es, realmente, toda una rareza.

 

Trekking en Patagonia, Chalten.

Trekking en Patagonia, Chalten

Tal y como sucede en poblados como  el Chaltén, el lado chileno también ofrece parajes de una belleza abrumadora. Así, el Parque Nacional Torres del Paine, ubicado a dos horas de la ciudad de Puerto Natales, cuenta con una inmensa extensión, donde los pequeños pueblos dan paso a refugios y hoteles de lujos repartidos por todo el parque.  Lagos turquesa, cascadas gigantes, icebergs…. Los atractivos son indiscutibles, ¡el único problema es saber si tendrás tiempo para verlo todo!